top of page

Descubra las mejores cosas para hacer en Keflavik

¿Alguna vez te has preguntado cuáles son las mejores cosas para hacer en Keflavik? Esta pintoresca ciudad no es sólo una parada pintoresca cerca del aeropuerto; es una puerta de entrada a las maravillas de Islandia. Con sus impresionantes paisajes, su rica cultura y un ambiente que combina tradición con modernidad, Keflavik es un tesoro escondido de experiencias.


Este lugar tiene de todo, desde sumergirse en la Laguna Azul hasta explorar el Museo Islandés del Rock 'n' Roll. ¡Sigue leyendo y sumergámonos en el encantador mundo de Keflavik y descubramos juntos sus joyas ocultas!


¿Por qué vale la pena visitar Keflavik?


Keflavik, una maravilla histórica y un puerto bullicioso desde el siglo XVI, plantea la pregunta: ¿Por qué es conocido Keflavik? Esta ciudad jugó un papel fundamental en los asuntos militares durante la Segunda Guerra Mundial y la Guerra Fría. 


Tiene un significado histórico y dio origen a una vibrante cultura musical en los años 60 y 70, acogió a músicos icónicos y contribuyó al patrimonio cultural de Islandia. Hoy en día, Keflavik tienta a los turistas con fascinantes atracciones . Al mismo tiempo, su posición en la península de Reykjanes la convierte en un punto de entrada estratégico para los exploradores internacionales. 


El rico legado cultural de la ciudad se muestra plenamente en sus museos. El encanto de Keflavik es irresistible, lo que lo convierte en un destino de visita obligada en cualquier itinerario por Islandia .



Cosas que hacer en Keflavík


Si estás buscando cosas que hacer en Keflavik, ¡estás de enhorabuena! Esta área está repleta de emocionantes aventuras y atracciones únicas, esperando ser exploradas. Veamos algunas de las mejores actividades para probar cerca del aeropuerto.


1. Experimenta la Laguna Azul


Una de las cosas más emblemáticas que hacer cerca del aeropuerto de Keflavik es visitar la Laguna Azul . Este spa geotérmico, ubicado en un campo de lava a sólo 13 km (8 millas) del aeropuerto, es un testimonio de la herencia volcánica de Islandia.


El rico contenido mineral de la laguna, derivado del agua de mar geotérmica, es conocido por sus propiedades curativas. Los visitantes pueden disfrutar de una experiencia de bienestar única, bañándose en las cálidas y lechosas aguas azules que mantienen una temperatura relajante de 37 a 40 °C (98 a 104 °F) durante todo el año.



2. Explora el lago Kleifarvatn


Explorar el lago Kleifarvatn es una de las cosas más destacadas que hacer en Keflavik. Ubicado a 49,2 km (30,6 millas) de distancia, no es solo el lago más grande de la península de Reykjanes, sino también el tercero más grande del sur de Islandia, con una superficie de aproximadamente 10 km² (3,8 mi²). 


Kleifarvatn se destaca como uno de los lagos más profundos de Islandia , con una profundidad de alrededor de 97 metros (318 pies). Su extremo sur está adornado con aguas termales, lo que contribuye al volumen del lago. Curiosamente, tras un terremoto en el año 2000, el lago comenzó a encogerse, perdiendo el 20% de su superficie. 


Este paisaje volcánico único es un imán para los fotógrafos. Los visitantes pueden conducir hasta Kleifarvatn, disfrutar de un tranquilo paseo por su playa y disfrutar del impresionante paisaje.



3. Pasee por el puerto de Keflavik


Cuando visite Keflavik, pasee por el puerto de Keflavik, un lugar tranquilo a solo 2,1 km (1,3 millas) del centro de la ciudad. Este puerto no es sólo un lugar de atraque para barcos; Es una escena pintoresca sacada de una postal.


Con su ambiente tranquilo, es perfecto para un paseo tranquilo. El puerto está salpicado de hermosos barcos, lo que añade encanto al impresionante telón de fondo. Mantén los ojos bien abiertos para ver alguna foca ocasional tomando el sol o nadando cerca de la orilla del agua.



4. Admira el faro de Reykjanesviti


Entre la infinidad de cosas que hacer cerca del aeropuerto de Keflavik, es imprescindible una visita a Reykjanesviti, el faro más antiguo de Islandia. A sólo 30,2 km (18,8 millas) en coche, este faro histórico es un testimonio de la historia marítima de Islandia. Fundada en 1878, Reykjanesviti desafió los elementos y sobrevivió a un devastador terremoto en 1905.


El paisaje circundante es espectacularmente accidentado, un claro recordatorio de los orígenes volcánicos de Islandia. Al subir a la cima, los visitantes son recompensados ​​con vistas panorámicas de la orilla del mar , donde las olas chocan implacablemente contra la costa rocosa, creando una escena de belleza dramática y cruda. 



5. Descubre el área geotérmica de Gunnuhver


Descubrir el área geotérmica de Gunnuhver ocupa un lugar destacado entre las cosas que hacer en Keflavik. Ubicado a 27,3 km (16,9 millas) de Keflavik, Gunnuhver está lleno de actividad geotérmica. Cuenta con una paleta de colores vibrantes de aguas termales ricas en minerales, piscinas de barro burbujeante y respiraderos de vapor silbantes, presentando un espectáculo cautivador del poder puro de la naturaleza.


Esta zona también está llena de folklore local que rodea a Gunna , un fantasma cuyo espíritu se cree que quedó atrapado dentro de las aguas termales, lo que añade una capa mística a sus fascinantes características geológicas. Gunnuhver ofrece una oportunidad de exploración única y cautivadora para cada visitante.



6. Visita al Museo Duus


Cuando visites Keflavik, no te pierdas el Museo Duus , a sólo 1,2 km en coche del centro de la ciudad. La casa Duus es un faro cultural y un museo de arte que resume la rica historia marítima de Keflavik. Alberga una impresionante colección de más de 100 modelos de barcos, que representan la evolución de los barcos pesqueros islandeses desde 1945 hasta 1960.


Más de lo que sugiere su exterior, el museo profundiza en la historia de la península de Reykjanes, destacando su transformación de un pueblo pesquero a una pista de aterrizaje militar durante la Segunda Guerra Mundial. Una característica destacada es su amplia exposición de modelos de barcos , que ofrece una visión única del legado marítimo de Islandia.



7. Rock en el Museo Islandés del Rock'n'Roll


Para aquellos que exploran cosas que hacer en Keflavik, el Museo Islandés del Rock' n' Roll es una visita obligada, a solo 1,5 km (0,9 millas) del centro de la ciudad. Ubicado en Reykjanesbær, este museo, inaugurado en 2014, es un homenaje a la música pop y rock islandesa, cuyas raíces se remontan a 1830 hasta la actualidad.


Ubicado en la sala de conferencias y conciertos Hljómahöll, ofrece exhibiciones interactivas que muestran los viajes de artistas islandeses icónicos como Björk, Sigur Rós y Of Monsters and Men. 


El museo no sólo celebra su música sino que también destaca el notable éxito de estos músicos de la pequeña población de Islandia, lo que lo convierte en una parada fascinante para los entusiastas de la música.



8. Adéntrate en la historia en el Museo del Mundo Vikingo


Una de las cosas imperdibles que hacer cerca del aeropuerto de Keflavik es visitar el Museo del Mundo Vikingo , que se encuentra a 8 km. Este museo es un viaje al corazón de la historia vikinga en Islandia. 


Su pieza central es el Íslendingur, una impresionante réplica de un barco vikingo que muestra la notable artesanía de la época. Las exposiciones del museo profundizan en la historia, la cultura y los viajes épicos de los vikingos. Además de los conocimientos históricos, el museo ofrece impresionantes vistas al mar, lo que mejora la experiencia. 



9. Experimente la vida tradicional islandesa en Stekkjarkot


Explorar Stekkjarkot, a sólo 3,9 km (2,5 millas) de Keflavik, es un viaje a la vida tradicional islandesa. Esta casa de césped preservado ofrece una visión única de la Islandia del siglo XIX. Stekkjarkot muestra la arquitectura islandesa por excelencia de la época , con sus techos cubiertos de hierba y su construcción sencilla pero resistente. 


Los visitantes se familiarizan con el estilo de vida cotidiano de la época, marcado por la sencillez y la cercanía a la naturaleza. Este sitio histórico es una parte importante de la cultura islandesa y proporciona una experiencia de inmersión para quienes buscan comprender el estilo de vida tradicional islandés.



10. Visita a la Giganta en la Cueva


Cuando visites Keflavik, no te pierdas la encantadora Giganta en la cueva, a sólo 2,3 km (1,3 millas) del centro de la ciudad. Esta atracción única da vida a un cuento de hadas local con una escultura grande y realista de una giganta dormida acurrucada en su cueva. 


La leyenda que la rodea añade una capa de mística y cautiva a los visitantes con cuentos del folclore islandés. La cueva, una creación de arte e imaginación, ofrece una experiencia de inmersión que hace que los visitantes se sientan como si hubieran entrado en un libro de cuentos. Es una parada encantadora y caprichosa que añade un toque de magia a tu exploración de Keflavik.



¿Cuáles son las mejores formas de desplazarse cuando se visita Keflavik?


La mejor manera de explorar las muchas cosas que hacer en Keflavik y más allá es con la comodidad y flexibilidad de alquilar una autocaravana en Islandia . Esto ofrece una base personal y móvil desde la cual aventurarse. 


Para los que no conducen, los autobuses y taxis locales ofrecen opciones de transporte confiables por la ciudad. Ya sea explorando la costa o sumergiéndose en la cultura local, moverse por Keflavik es sencillo y fácil de usar.


Las cosas esenciales que hacer en Keflavik para un viaje inolvidable


Las mejores cosas para hacer en Keflavik van desde relajarse en la dicha geotérmica de la Laguna Azul hasta sumergirse en los impresionantes paisajes naturales y el rico tapiz cultural de la región. Con su combinación de sitios históricos, maravillas escénicas y experiencias culturales, Keflavik ofrece un viaje inolvidable. 


Entonces, haga las maletas y diríjase a Keflavik, donde le esperan aventuras únicas y experiencias memorables a cada paso. Es un destino que promete encantar y educar, dejándote historias que contar en los años venideros.

5 visualizaciones0 comentarios

Commenti


bottom of page